Los Sumos Sacerdotes fueron, los Sumos Sacerdotes son   y  los  Sumos  Sacerdotes  serán.  Desde  las  oscuras estrellas, Ellos vinieron antes de que naciera el Hombre, sin ser  vistos y oídos, Ellos descendieron a la primitiva Tierra. 

  Bajo los océanos Ellos concentraron sus poderes mientras las edades pasaban, hasta que los mares abandonaron la tierra, después de lo cual Ellos salieron como enjambre en todas Sus formas y la oscuridad reinó en la Tierra.

 En los helados Polos, Ellos levantaron poderosas ciudades, y en los lugares  elevados los templos de Aquellos a quienes la naturaleza no pertenece y los Dioses han maldecido.

                                Y la simiente de los Sumos Sacerdotes cubrió la Tierra y Sus Hijos perduraron a  través de las edades. Los Hijos de la Noche son la obra de Sus manos.   Ellos, Feroces que cabalgan en la Noche, han engendrado el terror.

                               Ellos han pasado entre las estrellas y Ellos han paseado por la tierra, pisaron los caminos de la oscuridad y Sus blasfemias fueron grandes sobre la Tierra ; toda la creación se inclinó bajo su poder y Los conoció por Su perversidad. Y la Sed de Sangre de los Sumos Sacerdotes y sus Hijos, caerá sobre todos los Reinos...                

 

Somos Los Hijos De la Noche!!!!

El terror se arraiga en la pérdida de identidad, en el anonimato del asesino, en su impredecibilidad. El terror persiste cuando el asesino puede estar a mi lado y yo no lo reconozco, cuando su mano puede cercenar mi vida y mi mundo con absoluta impredecibilidad y cuando, una vez cometido el crimen, su acción vuelve a fundirse en la oscuridad.

 


 

Actualizado ( Martes, 06 de Marzo de 2012 22:06 )